Más grande no siempre es mejor: Plantas de marihuana pequeñas

En otros asuntos esto podría ser motivo de debate, pero cuando nos referimos al cannabis, mas grande no significa necesariamente mejor. Las grandes plantas se ven geniales, es cierto. Verlas crecer en una temporada de verano pasando de ser una semilla a un árbol en cuestión de meses es algo que nos impresiona.

Pero cuando hablamos del proceso de crecimiento, secado, el sabor y la calidad del cultivo, no te dejes llevar por el engaño de que un gran tamaño es todo. De hecho, tenemos más de una razón sólida para animarte a intentar con plantas más pequeñas en tu espacio de cultivo.

Resultaran menos evidentes si tus vecinos son curiosos

Sin importar el tamaño, los vecinos van a poder percibir su olor característico. Pero va a ser resultar más discreto si optas por cultivar varias plantas pequeñas en lugar de unas pocas grandes. Esperemos que no, pero si alguien está planeando una venganza contra vos, es mejor que la presencia de tus plantas no resulte tan evidente. Y además de los resentidos, hay más de una persona que puede estar interesada en apropiarse de tus cultivos mientras esten fuera de tu cuidado.

Son más fáciles de llevar

La mejor manera de llevar el control de plagas siempre comienza con echarles un ojo a tus plantas. La tarea resulta más fácil cuando su tamaño es menor. Podés recorrerlas y observarlas con más facilidad para examinar cada hoja y brote sin que resulte un trabajo incómodo.

Esto se torna un poco más complicado cuando te das cuenta que necesitas subirte a un banco o ayudarte con una escalera para conseguirlo. No solo hay más riesgo de lesionarte por una caída (en esto exageramos un poco) sino que evidentemente vas a ocupar más tiempo. Al complicarse las cosas, es probable que más de uno disminuya la frecuencia en la que controla sus plantas.

Es más fácil secar cogollos chiquitos

No podemos negar que los cogollos grandes se ven hermosos, pero a la hora de tener que secarlos puede resultar un dolor de cabeza. Básicamente, dependiendo del secado vas a obtener un cultivo mediocre o de calidad. Por eso tiene que secarse de manera uniforme, y esto es más fácil de conseguir con brotes chicos. Si los notas secos en su exterior, con unos días de almacenarlos en un ambiente seco en general es suficiente para absorver su humedad.

Con los cogollos grandes es mas complicado, porque aunque los notes secos por fuera aún pueden conservar una buena cantidad de humedad en su interior. Resulta que secarlos bien es un arte, tomando más tiempo y con más probabilidades de que contraiga hongos.

Seguramente sean mas sabrosos

Pensalo así: La finalidad de una planta en su vida es reproducirse. Si se encuentra estresada de alguna manera, va a abandonar tareas innecesarias para enfocarse principalmente en la reproducción. La cosecha puede ser menor en volumen, pero el sabor va a ser inmejorable, ya que las plantas estresadas depositan todo lo que tienen en sus frutas, flores y semillas.

Si optas por priorizar calidad en vez de cantidad, vas a cuidar tanto al bolsillo como al medio ambiente. Enfocandose en algo mas simple y menos costoso, las dosis de fertilizante usadas van a ser menores.

Cuando tengas tus plantas en exterior, asegurate de que el suelo cuente con abundante sustrato de calidad. Es probable que con esto solo puedas conseguir buenos resultados, omitiendo alimentar en exceso a tus plantas y por ende conteniendo su crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *